¿Qué son las Escenas Matrices?

En un sentido las Escenas Matrices son escenas de la infancia en el que el niño “no es mirado” por sus padres de manera profunda y acorde a su necesidad. Esta “no mirada” le ocasiona una huella, una herida. 
Así como, para crecer a nivel biológico, un niño necesita alimento, para crecer a nivel emocional necesita “ser mirado” en su necesidad; por eso, en ese punto, cuando no recibe esa “mirada” por parte de los padres, su crecimiento se detiene. Biológicamente continuamos creciendo, pero emocionalmente ese niño queda detenido y permanece niño en nuestro interior aunque seamos adultos biológicos. 

¿Cómo repercute esto en nuestra vida adulta? De manera decisiva, porque “pedimos” o, en realidad “exigimos” a nuestros vínculos que curen aquellas heridas.
Ahora bien ¿eso significa que aquellos aspectos que no han sido “mirados” por nuestros padres y que han permanecido niños dentro de nosotros ya no podrán crecer?
No. No significa eso.

Entonces ¿de qué manera crecen?

Biológicamente la niñez (y luego la adolescencia) tienen un final: Aproximadamente los 20 años. Luego de esta edad somos adultos, más allá de que nos hagamos o no cargo de nuestra adultez.
¿Qué significa que somos adultos? Que somos los responsables de aquel niño que “no ha sido mirado” por sus padres biológicos y que hoy está detenido en su crecimiento y en nuestro interior. 
Hoy somos los padres de aquel niño. De aquel niño herido y no mirado.
Sus padres biológicos no han podido mirarlo. Hoy es nuestra tarea hacerlo.
Y mientras no podamos mirarlo en profundidad y de una manera acorde a su necesidad, él no podrá continuar con su crecimiento.

La técnica de Escenas Matrices
En otro sentido las Escenas Matrices es, también, una técnica psicoterapéutica. Una técnica fundamentalmente grupal en la que se vuelve a ver una Escena Matriz, para ver de qué manera el sujeto interviene en ella.
Así, la persona que hace su trabajo elije representantes para el niño que fue y para uno o ambos padres y los ubica en el espacio. Y luego interviene; la persona adulta interviene en la Escena Matriz.
Y allí se ve. A partir de la manera en la que interviene, se ve.
¿Qué se ve? Si el niño está siendo mirado en su necesidad por el adulto que hoy es su padre/madre. Si está siendo defendido, honrado en su enojo y en su dolor, consolado y ayudado a crecer en la dirección de su vida y su deseo. O si no es así.
Si no es así, si el adulto que hoy es su padre/madre no puede mirarlo según su necesidad y no puede darle lo que el niño aún necesita, se ve también cómo, a partir de esa Escena Matriz no resuelta el sujeto “arma” (inconscientemente) las Escenas Copias en su vida actual. Escenas Copias que son idénticas a esa Escena Matriz y que determinan en mayor o menor medida su vivir de hoy.
Para decirlo en otras palabras; el niño que está dentro nuestro y que aún no podemos ver en profundidad arma las Escenas Copias para que lo veamos en profundidad. 
Y continuará armándolas hasta que podamos verlas. Esta es su sabiduría.
Porque el niño tiene derecho a un padre que lo vea.

El trabajo con Escenas Matrices es apasionante, profundo y transformador. A la manera de la cebolla, se van desprendiendo capas y capas y realizando pequeños movimientos. Siempre en dirección a aquel niño que se esconde detrás de las defensas del dolor de no ser visto.
Y así, lentamente el niño emerge. Y es mirado. Con amor y con dolor, es mirado.
Y al ser mirado, crece.

Duración del curso:
Te esperamos en las instalaciones de Alt Benestar el próximamente.
Precio por curso:

Para más información, ¡contáctanos!

¡Te esperamos!

Docente que imparte el curso

CONOCE A Lic. en Psicología Mauricio Weintrau

Más información.

Información de este curso

Permisos de Marketing

Próximas Fechas y Horarios

MES FECHA HORARIO INSCRIPCIÓN
Marzo 21 y 22 Por la tarde  MATRÍCULA ABIERTA
Share This