Como humanos, creemos poseer muchas cosas. Pensamos y decimos que tenemos cosas: mi coche, mi casa… Incluso creemos poseer a las personas: mi hijo, mi marido…

Pero, en el fondo, todo es una ilusión. Cuando estamos tristes, decaídos, nuestro coche no va a ayudarnos. Cuando perdemos el rumbo en nuestra vida, nuestra casa, por muy nuestra que sea, no va a motivarnos a mejorar. Ni siquiera nuestra familia puede hacernos cambiar, ya que sólo nosotros mismos somos responsables de nuestra vida. Porque eso es lo único que es nuestro: nuestro cuerpo, pensamientos, sentimientos, acciones… Es lo único en lo que podemos influir, y lo único que es exclusivamente de nuestra competencia.

Por ello, te invitamos a tomar las riendas de tu vida, a mejorar en todos esos aspectos que sabes que has de cambiar, tanto por tu bien, como por el bien de los que te rodean.

Piénsalo: pasas todo el año posponiendo cosas, acciones… ¿Recuerdas los objetivos que te pusiste en Año Nuevo? ¿Cómo los llevas? ¿Ya has cumplido alguno? O tal vez, los metiste en un cajón bajo la etiqueta de “cosas que hacer cuando tenga tiempo”, y ya apenas los recuerdas…

Desde Alt Benestar queremos hacerte ver que el momento es ahora, y no queremos que lo desperdicies. Por eso, pensando ya en los próximos meses de verano (recuerda: vacaciones = tiempo para invertir en ti), hemos preparado varios planes que te servirán de gran ayuda a la hora de mejorar todos esos aspectos.

  • Abre puertas: ¿Quieres cambiar de trabajo? Tenemos la llave.
  • Abre tu mente: ¿Quieres aprender algo nuevo? Tenemos la formación.
  • Ábrete a tus emociones: ¿Quieres resolver tus conflictos, dejar atrás la ansiedad, la tristeza y el dolor? Tenemos ayuda.

Pero, sobre todo, ábrete a ti mismo, acéptate y ámate, con todos tus defectos y virtudes. Invierte en ti, para que al final, seas lo mejor de ti.

Share This