Libérate del estrés

Según el INE (Instituto Nacional de Estadística), el 59% de los trabajadores en España sufren de estrés.

A la larga, si este estado mental y emocional negativo se mantiene, puede acarrear desgaste profesional, fatiga crónica y bajo rendimiento.

Así mismo, es bien sabido que esta situación deriva en insomnio, falta de concentración, bajo deseo sexual y problemas a la hora de obtener un buen descanso. Y es que un adulto debería dormir entre 7 y 9 horas diarias para facilitar que su organismo esté en condiciones óptimas.

La buena noticia es que estos problemas tienen un buen remedio: el masaje con Piedras y Pindas calientes.

Derivada de la Medicina Ayurvédica, esta técnica de masaje, también conocida como terapia geotermal, presenta numerosos beneficios:

  • Reduce y alivia el dolor. La colocación estratégica de las piedras y las pindas calientes sobre la piel del cliente en los puntos corporales encargados de transmitir la sensación de dolor produce un efecto de alivio inmediato sobre los dolores crónicos óseos y musculares.
  • Elimina toxinas. El calor de las piedras y las pindas produce la activación de los mecanismos de sudoración, por lo que la piel se libera de las toxinas acumuladas.
  • Mejora el sistema circulatorio. En este masaje, la temperatura de las piedras varía entre los 8 y los 50ºC. Esta diferencia de temperatura, unida a la acción manual, estimula la circulación sanguínea.
  • Regula los niveles de las hormonas que causan el estrés.
  • A nivel estético, revitaliza, oxigena e ilumina la piel, reafirmando los tejidos.

Como ves, esta terapia te puede ser de gran ayuda. Pero, ¿dónde encontrarla? Te lo ponemos fácil: llámanos y te daremos cita, el horario lo eliges tú.

O, si deseas aprender a realizar esta técnica, disponemos de un seminario especializado en el que aprenderás todos sus secretos.

PIEDRAS CALIENTES Y PINDAS

No pierdas el tiempo

Tras todo el año trabajando, lo que más nos apetece es pasar las vacaciones tirados en el sofá, o en una tumbona al sol. En definitiva: no hacer nada. ¿Pero es eso lo mejor que podemos hacer?

Te invitamos a hacer una pequeña reflexión: si en lugar de pasar la tarde del sábado en tu sillón haciendo la siesta, la pasaras formándote o preparándote en aquello que realmente te llena, y al cabo de unos meses pudieras al fin cambiar de trabajo, ser tu propio jefe y dedicarte a lo que más te gusta, ¿qué preferirías? ¿Perder el tiempo o invertirlo en ti?

Y es que muchas veces tenemos la sensación que no tenemos tiempo para nada, y nos preguntamos por qué no pueden existir días de 50 horas. Pero si nos ponemos a contar el tiempo que pasamos mirándonos al espejo, en redes sociales, haciendo la siesta o mirando a la nada, veríamos realmente la gran cantidad de tiempo muerto que desperdiciamos día a día.

Para que esto deje de ocurrirte, te proponemos un reto: coge todo ese tiempo e inviértelo en algo productivo, algo que aporte un cambio a tu vida. ¿Y qué mejor que tu formación?

Abre tu mente, amplía tus conocimientos, mejora tu vida y la de los tuyos.

No pierdas el tiempo 😉

Sé lo mejor de ti

Como humanos, creemos poseer muchas cosas. Pensamos y decimos que tenemos cosas: mi coche, mi casa… Incluso creemos poseer a las personas: mi hijo, mi marido…

Pero, en el fondo, todo es una ilusión. Cuando estamos tristes, decaídos, nuestro coche no va a ayudarnos. Cuando perdemos el rumbo en nuestra vida, nuestra casa, por muy nuestra que sea, no va a motivarnos a mejorar. Ni siquiera nuestra familia puede hacernos cambiar, ya que sólo nosotros mismos somos responsables de nuestra vida. Porque eso es lo único que es nuestro: nuestro cuerpo, pensamientos, sentimientos, acciones… Es lo único en lo que podemos influir, y lo único que es exclusivamente de nuestra competencia.

Por ello, te invitamos a tomar las riendas de tu vida, a mejorar en todos esos aspectos que sabes que has de cambiar, tanto por tu bien, como por el bien de los que te rodean.

Piénsalo: pasas todo el año posponiendo cosas, acciones… ¿Recuerdas los objetivos que te pusiste en Año Nuevo? ¿Cómo los llevas? ¿Ya has cumplido alguno? O tal vez, los metiste en un cajón bajo la etiqueta de “cosas que hacer cuando tenga tiempo”, y ya apenas los recuerdas…

Desde Alt Benestar queremos hacerte ver que el momento es ahora, y no queremos que lo desperdicies. Por eso, pensando ya en los próximos meses de verano (recuerda: vacaciones = tiempo para invertir en ti), hemos preparado varios planes que te servirán de gran ayuda a la hora de mejorar todos esos aspectos.

  • Abre puertas: ¿Quieres cambiar de trabajo? Tenemos la llave.
  • Abre tu mente: ¿Quieres aprender algo nuevo? Tenemos la formación.
  • Ábrete a tus emociones: ¿Quieres resolver tus conflictos, dejar atrás la ansiedad, la tristeza y el dolor? Tenemos ayuda.

Pero, sobre todo, ábrete a ti mismo, acéptate y ámate, con todos tus defectos y virtudes. Invierte en ti, para que al final, seas lo mejor de ti.